Doble atentado del ELN en Colombia en inicio de paro armado

Fecha: febrero 11, 2018 8:40 am Publicado por:

By Marielena Martínez

Referencial

(10 de febrero de 2018. El Venezolano).- Este sábado se inició el paro armado del grupo terrorista Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Colombia. El mismo se extenderá hasta el próximo martes.

En las primeras horas del día se registraron dos ataques. El primero ocurrió a las 2:00 de la mañana tras una detonación de explosivos en el puente Simaña, ubicado en la vía La Mata – San Roque, kilómetro 5. Según las autoridades, no se presentaron lesionados ni afectación a vehículos que se movilizaban por el sitio.

También las autoridades confirmaron otra explosión a las 5:00 en el kilómetro 64, sobre una alcantarilla en la misma vía.

El Comando de la Décima Brigada Blindada, adscrita a la Primera División del Ejército, dijo en un comunicado que las “acciones terroristas contra la población civil, fueron perpetradas por el frente Camilo Torres Restrepo, de la compañía Capitán Francisco Bossio del ELN”.

Un grupo de expertos del Instituto Nacional de Vías fue enviado al sitio para evaluar los daños del puente y estudiar las vías alternas para darle paso a los vehículos que quedaron detenidos.

La información agrega que el segundo hecho ocurrió en la mañana en el sector de Boquerón, municipio de Curumaní, en donde “terroristas del ELN detuvieron una tractomula e hicieron detonar una carga explosiva afectando el pavimento”.

Para el Ejército estos hechos “son una clara muestra de la violación” del Derecho Internacional y del Derecho Internacional Humanitario. Las negociaciones de paz entre el gobierno colombiano y el ELN están paralizadas desde el 10 de enero pasado, tras una escalada de ataques perpetrados por esa guerrilla, luego de que concluyera un cese el fuego bilateral de 100 días.

Tras esos ataques, hubo una nueva ofensiva que vivió su última etapa entre el 27 y 28 de enero, cuando el ELN asesinó a ocho policías en dos atentados en Barranquilla y en una zona rural de Santa Rosa, en el departamento de Bolívar, ambos en la región Caribe.

“Entendemos que estamos buscando la paz, pero también entendemos que mientras no haya un cese las acciones estas van a recrudecerse. Creemos que el ELN lo que está buscando es presionar la mesa para poder llegar a una negociación más rápida; sin embargo, se necesita urgentemente el cese de hostilidades para poder llegar a una paz verdadera”, precisó Luis Fernando Niño, secretario de víctimas de Norte de Santander, uno de los departamentos más afectados por los ataques del grupo armado a tramos del oleoducto Caño Limón.