La población inmigrante superó los 43 millones

Fecha: octubre 19, 2017 7:02 am Publicado por:

Un reporte presentado por los analistas de CIS Steven Camarota y Karen Zeigler señala que en 1980 uno de cada 16 redes residentes era inmigrante, mientras que en la actualidad la cifra es uno de cada ocho.

Incluyendo a los niños estadounidenses hijos de inmigrantes, cifra que asciende a 16,6 millones con al menos un padre que nació fuera del país, la población total de origen inmigrante en los Estados Unidos, al cierre de 2016 fue de 60,4 millones de personas.

“Los inmigrantes mexicanos son de lejos la mayor población del país de nacidos en el extranjero en 2016”, asegura el análisis, que indica que 1,1 millones de nuevos inmigrantes llegaron de México entre 2010 y 2016, equivalente a uno de cada ocho de los nuevos llegados.

En ese periodo, los mayores aumentos por países correspondieron a India (con 654.202 nuevos residentes), China (550.022), República Dominicana (206.134), El Salvador (172.973), Cuba (166.939), Filipinas (164.077), Honduras (128.478), Vietnam (112.218), Venezuela (106.185) y Guatemala (104.883).

De 2010 a 2016, los cinco estados con mayores aumentos de inmigrantes fueron Texas (con 587.889 habitantes de origen inmigrante), Florida (578.468), California (527,234), Nueva York (138,503) y Nueva Jersey (171.504).

Con el 27,2% de inmigrantes, California es el estado con mayor población extranjera, seguido de Nueva York (23%), Florida (22,6%), Nueva Jersey (22,5%) y Nevada (20%), señala el reporte, que utilizó información del censo para su elaboración.

18 millones de trabajadores en 2035

Los inmigrantes serán los impulsores del crecimiento en la fuerza laboral en las próximas décadas y, sin su presencia, se perderían 17,6 millones de personas en edad de trabajar para 2035, según un estudio del centro de investigación Pew.

De mantenerse el ritmo de llegada actual de inmigrantes, la fuerza laboral con edad de entre 25 y 64 años, pasaría de los 173 millones actuales a 183,2 millones en 2035. Si se resta el componente de inmigrantes, la cifra sería de 165,6 millones, señaló el informe que analiza la evolución e influencia de la inmigración en la fuerza laboral.

“El mayor componente de los adultos en edad de trabajar -aquellos nacidos en EEUU cuyos padres también nacieron en los EEUU- se proyecta que decline entre 2015 y 2035, tanto en número total como en porcentaje del total”, subrayó. En concreto, se reducirían de 128,3 millones a 120,1 millones en 2035, lo que supone pasar de representar el 74% del total al 66% en 2035.

Por su parte, los estadounidenses nacidos de padres inmigrantes crecerán del 6% al 13% en el mismo período, y los inmigrantes llegados a los EEUU pasarán del 20% en 2015 al 21% en 2035.

“A medida que la generación de los baby boomers (nacidos entre 1945 y 1965) se encamina a la jubilación, el alza en la fuerza laboral potencial se reducirá de manera marcada, y los inmigrantes ocuparán este papel primordial en el futuro de su crecimiento”, agregó.

El Pew, que analiza los datos del censo, estima que el número de inmigrantes en edad de trabajar pase de 33,9 millones a 38,5 millones en las próximas dos décadas.

Numerosos economistas han afirmado que la economía del país necesita de la llegada de inmigrantes para mantener su ritmo de crecimiento, especialmente en un momento de baja productividad y ante el envejecimiento demográfico previsto.

La propia presidente de la Reserva Federal, Janet Yellen, ha defendido los beneficios de la inmigración. “El crecimiento de la fuerza laboral ha estado ralentizándose en los EEUU. Es una de las razones junto con la menor productividad para que la economía haya crecido a un ritmo bajo”.

En este sentido, subrayó que “la inmigración es una importante fuente de crecimiento de la fuerza laboral, por lo que reducir el ritmo de llegada de inmigrantes probablemente frenaría la tasa de crecimiento de la economía”.

El informe del Pew apunta también que los inmigrantes serán el motor primordial de crecimiento demográfico hasta 2065, ya que ellos más sus hijos representarán el 88% de este crecimiento, de mantenerse las tendencias actuales.