Militares venezolanos presos “son huérfanos” colegas que los defienden también van presos

Fecha: octubre 11, 2017 9:46 am Publicado por:

By Zuelia Parra

Foto: Referencial

(11 de octubre de 2017. El Venezolano).- Durante la cuarta sesión de testimonios, que formarán parte de la investigación que mantiene la Organización de Estado Americanos para determinar si existen crímenes de lesa humanidad en Venezuela, se enumeraron diversos casos, entre ellos las condiciones de los presos políticos militares y policías.

Ricardo Antich, padre del militar y preso político Ricardo Antich, destacó que “los militares que están presos son huérfanos, porque ninguno de sus colegas puede defenderlo ni expresar alguna manifestación de apoyo a su causa, porque son encarcelados también”.

Además Ana Luisa Pérez, la esposa de de Eduardo Figueroa, militar acusado por el supuesto golpe de Estado “Fénix”, denunció atropellos en contra de su pareja y sus compañeros.

Lea también: A cinco meses del asesinato de Miguel Castillo sus familiares exigen justicia

“A dos de ellos no les permiten la visita de sus niños ni de hombres. Han bajado 20 kilos. Les han dado agua con lentejas y comida con gusanos. Están cerca de celdas con internos que padecen tuberculosis”, reprochó Pérez. Agregó que en el caso de su esposo, la detención en la cárcel militar de Ramo Verde fue arbitraria e ilegal.

“Él pidió asilo en Panamá y en ese momento fue deportado a Venezuela bajo el cargo falso de legitimación de capitales, pero cuando lo presentaron en tribunales, le imputaron instigación a la rebelión, de lo que también es inocente”, expresó Pérez de acuerdo a lo reseñado en un boletín de prensa.

Contó que Figueroa fue detenido por agentes de contrainteligencia y pasó 15 días sin ver el sol y expuesto a gases. Estas denuncias fueron expuestas por el comité de familiares de presos políticos junto con familiares de los asesinados durante las protestas antigubernamentales que se extendió por más de 120 días contra Nicolás Maduro.