Siete niños están en riesgo en la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital Carabobo

Fecha: abril 6, 2018 8:13 pm Publicado por:

By Redacción

Este viernes Fundanica realizó la entrega de algunos insumos y alimentos para ayudar a los niños hospitalizados. (Foto cortesía)

(6 de abril de 2018. El Venezolano).- Es una situación alarmante. La Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital Universitario Dr. Ángel Larralde (HUAL), también conocido como Hospital Carabobo, no cuenta con suministro de agua potable, aire acondicionado, insumos médicos, ni la alimentación adecuada para los siete niños que actualmente se encuentran allí internados.

Del total de menores hospitalizados en el que es uno de los principales centros de salud de la entidad, tres están en estado crítico y uno de ellos incluso presenta graves signos de desnutrición. “Estos pacientes requieren atención de todo tipo”, señaló en entrevista para El Venezolano News, Cristina Sosa, vicepresidenta regional de la Fundación de Ayuda del Niño con Cáncer (Fundanica).

Algunos de los pacientes oncológicos también presentan síntomas de desnutrición debido a que los padres no tienen cómo brindarles una alimentación adecuada. (Foto cortesía)

A su juicio, “lo más grave de esta problemática es que es que no haya autoridades que tengan la voluntad de suplir las cosas básicas”, como el agua y el aire acondicionado para los pequeños y sus familiares, quienes tienen que pasar hasta 24 horas allí, sin ni siquiera poder abrir las ventanas por el peligro que representa la contaminación para sus débiles sistemas inmunológicos.

Debido a la desidia gubernamental, los menores no solo deben lidiar con el malestar que les genera la enfermedad. También tienen que enfrentarse a las condiciones paupérrimas en las que se encuentra la institución. “Hoy el calor era tan horrible, que los niños comenzaron a vomitar. A uno de ellos le dio una disnea que hasta le tuvieron que colocar una máscara de oxígeno”, denunció Sosa.

Lea también: Madres de pacientes del JM de los Ríos protestan para exigir respuestas de las autoridades

El área de oncología infantil no es la única afectada. En todo el HUAL impera el caos, producto de la falta de autoridades hospitalarias y gubernamentales que se hagan responsables por la crisis sanitaria presente en sus instalaciones. Según la vocera de Fundanica, el hospital lleva al menos un mes sin agua, no hay director y, por lo tanto, tampoco tienen a quien recurrir.

La tragedia empeora cuando se trata de los tratamientos necesarios para combatir el cáncer. El Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS), único ente autorizado por el régimen venezolano para importar las drogas antineoplásticas -sustancias que impiden el desarrollo, crecimiento, o proliferación de células tumorales malignas- y otros medicamentos de alto costo, tiene más de un año sin surtir al Hospital Carabobo.

Fundanica representa una esperanza de vida para los pequeños cuyos familiares no tienen la posibilidad de costear los tratamientos. (Foto cortesía)

A los niños se les están aplicando tratamientos incompletos, lo que ha generado un aumento en la mortalidad de pacientes oncológicos infantiles tanto en la región, como en todo el territorio nacional. Son cifras dramáticas. Fundanica reportó que solo en Carabobo han fallecido alrededor de 70 menores durante los últimos 14 meses.

Debido a la crisis generalizada que hoy afecta a los venezolanos en todos los ámbitos, para para esta fundación es cada día más cuesta arriba ayudar a los pacientes y sus familiares, sin embargo hacen su mejor esfuerzo. “Levantamos una voz de protesta en nombre de todos los niños con cáncer y los enfermos en general, porque todos están sufriendo”, sentenció Sosa.

En Venezuela, gran parte de los centros de oncología infantil se encuentran en la misma situación. Más de 24 horas de protesta llevan los pacientes y familiares a las afueras del Hospital de Niños Dr. José Manuel de los Ríos, en Caracas. Exigen la presencia del ministro de Salud, Luis López, para que le dé respuesta a la problemática que está a punto de matar a los más de 300 niños que sufren diversas patologías, entre esas, cáncer.

Redacción: Kevin Arteaga González | @KevinArteaga